HIPNOSIS: MENTE CONSCIENTE E INCONSCIENTE

Hipnosis: Mente consiente e inconsciente

¿Qué es la hipnosis?


Carrion Lopez nos menciona:

¿Qué es el trance?


(…) La mayoría de las personas hemos vivido situaciones en las que estando despiertos perdemos la noción de lo que nos rodea.
¿Quién no ser sorprendido en alguna ocasión soñando despierto? ¿Quién no ha pasado horas viajando sin darse cuenta de por dónde circula o a donde se encuentra? ¿Quién no se ha quedado extasiado viendo una película, contemplando un paisaje o escuchando a alguien hablar?
Bien, pues todo eso son estados de trance o hipnóticos, de diferentes niveles de intensidad, pero el fin del cabo eso es trance. ¿Y en qué se diferencian esos estados del que surgen naturalmente de la hipnosis clínica y de la hipnosis o trance destinados a promover cambios en los malos hábitos, resolver problemas emocionales o mejorar nuestra vida? Diríamos, que la única diferencia real que existe, es que en los primeros casos enunciados, el estado de trance -como también se le llama la hipnosis -surge espontáneamente sus posibilidades de utilización consciente son prácticamente nulos, y en el segundo caso lo podemos utilizar con un objetivo definido, una intención clara y concreta y de forma totalmente controlada, por nosotros mismos, o por el profesional y hipnoterapéuta que nos ayude.
Es muy importante, tener en cuenta a la hora de adentrarnos en el mundo de las prácticas hipnóticas, que todo hipnosis es una autohipnosis; que nadie puede ser inducido a un trance si no está predispuesto a ello. Otro aspecto de los estados hipnóticos, es que como son tan comunes y frecuentes en nosotros las primeras veces que nos experimentamos, no creemos que hayamos entrado en trance; y el motivo es que nuestro organismo y nuestra mente conocen perfectamente ese estado, y por lo tanto no nos sorprende.
Otra de las aclaraciones que creo necesario hacer antes de seguir, es dejar evidente la diferencia que existe entre la hipnosis, trance o autohipnosis clínicas y el hipnotismo show un espectáculo.
En clínica o a nivel terapéutico con la hipnosis tiene un fin y un método totalmente científico que se viene utilizando desde la más remota antigüedad con propósitos de salud, mejoramiento personal o profesional, y sus resultados han sido probados y avalado por infinidad de éxitos a todos los niveles, desde la curación de alergias, traumas, fobias, enfermedades psicosomáticas, muy graves y un muy largo etcétera. Hoy en día la hipnosis emplea incluso en ciertos hospitales para anestesiar a todas aquellas personas que no pueden serlo por medios químicos.
El espectáculo hipnótico es algo completamente diferente, está muy amañado todo, los sujetos que participan son personas seleccionadas, preparados para el show, y que normalmente son capaces de hacer lo que hacen bajo los efectos del trance, sin necesidad de él. Recordemos que nadie es hipnpotizado en contra su voluntad. En nuestra mente disponemos de un sistema de defensa tan preciso y siempre alerta, que en el caso de que a la persona hipnotizada sede de una orden que "choque" con su sistema de valores y creencias, el sujeto saldría inmediatamente del trance y no respondería a la sugerencia dada.
(…)
¿Cómo funciona el trance?
La mente humana, a efectos puramente operativo, la podemos dividir en dos grandes bloques, la mente consciente, y la mente subconsciente, con ambas realizamos la totalidad de nuestras funciones mentales desde pensamientos del control de nuestro organismo. Cada una de estas partes se ocupa de una serie de operaciones programadas y acciones muy precisas y vitales para la existencia como seres humanos.
Conociendo que lo que realiza cada una de ellas sabremos dónde y cómo actúa la hipnosis en nosotros.
Mente consciente
ocupa el 12% del volumen físico total del cerebro. Control de sistema nervioso central, las escenas voluntarias de los músculos. Posee el poder de razonamiento lógico racional. Acepta o rechaza a voluntad. Realiza el análisis inteligente, basado en: conocimiento probado, evidencias sensoriales, deducción, condicionamiento adquirido y educación.
Dichos análisis no son ajenos a las influencias de subconsciente de tal forma que su capacidad de visión objetiva está limitada por el estado y/o nivel en que esté operando el subconsciente.
Mente subconsciente
Ocupa 88% el volumen total de la capacidad cerebral. Control del sistema nervioso autónomo. Los músculos involuntarios. Los órganos y las glándulas. Funciones, sensaciones y condiciones físicas. Sistema circulatorio, aparato digestivo, y en general todo aquello sobre lo que tenemos que mantener una coordinación o control voluntario.
Su razonamiento es analógico. Codifica y procesa simbólicamente. No argumentan y rechaza. Analiza la información a partir de otras informaciones ya acertadas (sus propios "programa"). Acepta interpreta y obedece a la luz de su comprensión presente.
Conocido esto, queda decir, que la función de la gnosis -trance y la auto hipnosis, es acceder a ese 88% de nuestra mente que permanece oculta y a la que conscientemente tenemos poco acceso, para ser capaz de ampliar nuestra capacidad funcional y de control, o mejor dicho de utilización completa, del mayor número de capacidades disponibles.

Carrión López, S. (2011). Curso de practitioner en PNL. La nueva técnica para el cambio y el éxito. Buenos Aires: Obelisco