La rutina puede arruinar una pareja



Una trampa para que la pareja se diluya puede ser el tiempo y este no necesariamente consolida a una pareja, al contrario puede impactarla negativamente si lo que se convierte en una constante es la rutina.

Muchas parejas se quedan en el rol de ser padres u otras se quedan en el rol de ser solo enamorados por años, donde la rutina se convierte en más de lo mismo. Perdiendo otros roles como el ser la pareja de amantes.

Es importante que la pareja explore posibilidades, es importante mencionar que la sexualidad en la pareja es de importancia y esta debe mantenerse encendida en el ámbito del deseo por ambos miembros.

Es muy diferente una relación coital y mecánica que se puede dar por complacer a un miembro a hacer el amor, en la que el coito es parte de un todo, donde los afectos intervienen y se puede complementar o no el vinculo sexual.

Al asumir el rol de la paternidad y maternidad, muchas parejas atraviesan cambios y entre ellos en el de sexualidad, en algunos casos se posterga. Lo cual, a la larga puede traer consigo consecuencias para la relación.

La comunicación es de vital importancia para mantener viva a la pareja, transmitiéndole sus necesidades, afectos, deseos, etc., si la comunicación se corta, la pareja puede funcionar, pero pareciera como en automático, por roles en los que se encasillan y luego puede costar salir de los mismos.

El bienestar de la relación de pareja va a depender de ambos, y no de un solo miembro, el que un miembro impulse a la relación puede culminar en el término de la relación y la sobrevivencia en algún rol si esta tiene hijos, como en el rol de padres.

Psicólogo Alvaro Silva
Atención en la ciudad de Piura, previa cita al 980-980-808